La tragedia de los tulipanes

Lehman Trilogy
STEFANO MASSINI
★★★☆☆
Sergio Peris-Mencheta dirige una farsa sobre la farsa financiera de 2008,
demasiado larga y desigual pese a su vibrante y amena banda sonora.

No hay comentarios

Hegel dijo que los grandes hechos de la historia ocurren dos veces, a lo que Marx añadió que la primera era como tragedia y la segunda como farsa. Los economistas contemporáneos, a derecha e izquierda, podrían hacer una segunda apostilla: que las finanzas mundiales llevan siglos instaladas en la farsa, en la enésima repetición de una crisis que nos sorprende con flamantes novedades e inquietantes reminiscencias, un lúgubre tema y variaciones que llevamos escuchando al menos desde 1637, cuando el precio de los tulipanes en Holanda provocó la primera burbuja financiera datada de la historia. Y como si la actualidad se empeñara en confirmar esta tesis, el día mismo del estreno de Lehman Trilogy en el Lliure comparecía en Francfort Mario Draghi, gobernador del Banco Central Europeo, para decirnos que el autorregulado sistema financiero vuelve a necesitar regulación, que diez años después de Lehman Brothers seguimos bordeando la recesión, que por tercera vez prestaremos dinero a la banca sin intereses para que la banca nos lo preste con interés. “Gracias, Mr. Lehman”, que dirían los personajes de Stefano Massini. La última recidiva de su quiebra es una perfecta farsa de la vieja tragedia de los tulipanes.

…las finanzas mundiales llevan instaladas en la farsa desde 1637, cuando el precio de los tulipanes en Holanda provocó la primera burbuja financiera de la historia.

Massini escribió Lehman Trilogy para hablar de esto. Para desmenuzar nuestra última gran farsa del primer al último día, buceando en los avatares de los Lehman, judíos bávaros comerciantes de ganado, emigrados en 1844 a una inminente América Confederada, que empezaron con una pequeña tienda de telas, pasaron a la intermediación algodonera y acabaron en la intermediación crediticia, haciendo siempre lo que hace todo financiero que se precie: buscar oportunidades en las crisis propias y ajenas, desde la guerra hasta un incendio pasando por la esclavitud, escrúpulos aparte. Pero Massini no sólo pinta un fresco centenario con momentos (confesémoslo) de un cansino didacticismo. También escarba en las raíces del lenguaje financiero, regalándonos maravillosas escenas de ironía nominalista cuando nos recuerda que Wall Street no es más que un banco de palabras, donde no hay carbón, pero se vende la palabra carbón; donde no hay hierro, pero se vende la palabra hierro; donde no hay billetes, pero se venden valores que se truecan por billetes. Y por esos abstractos valores hubo quien se levantó la tapa de los sesos un jueves negro de 1929, cuando alguien tuvo la superstición o el antojo de palpar su dinero, y otros desconfiados lo imitaron, y la demanda de liquidez reveló un problema de solvencia, que es la madre de todos los males, y el principio del fin de Lehman, y el santo y seña de la Gran Recesión (2008).

Massini escarba en el lenguaje financiero, regalándonos maravillosas escenas de ironía nominalista cuando nos recuerda que en Wall Street no hay carbón, pero se vende la palabra carbón…

Si Lehman Trilogy explica la farsa de 2008, Sergio Peris-Mencheta ha querido hacer la farsa de la farsa, arrojando a sus personajes a una caricatura sin complejos, introduciendo una banda sonora ajena al original de Massini, dirigida y protagonizada por Litus Ruiz. El resultado son tres largos actos de ritmo frenético y voces estentóreas, con buenos golpes de humor y abundantes altibajos. El primer acto renquea con una parodia de muy discretos encantos sobre los padres fundadores de la saga. Pero el segundo y el tercero van ganando ritmo y profundidad, mostrando el efervescente genio lucrativo de los Lehman, la multiplicación generacional de su talento, sus codeos y codazos con los Goldman (Sachs), así en la sinagoga como en la Bolsa, la diversificación de su negocio para no desaprovechar, a diestro y siniestro, revoluciones políticas y tecnológicas. Y los seis actores-músicos, encabezados por Litus, cumplen con creces sus histriónicos 120 papeles, masculinos y femeninos, jóvenes y ancianos, entonando con sorna y brillo los hitos musicales de cada época (Twist and Shout, Blowin’ in the Wind) y las más ripiosas composiciones propias, amenizando las tres horas y media de función, que no es poco, en una plataforma giratoria con aires de vodevil. Pero la función en su conjunto resulta demasiado larga y algo desigual, y su tono monocorde de parodia se acaba haciendo cansino, porque no hay texto ni intérpretes que aguanten tres horas ininterrumpidas de caricatura.

…hemos aplaudido una amable versión de la crisis para supervivientes de clase media: los que, diez años después, podemos ver en escena la farsa de la farsa que entonces vimos en los medios.

Programar Lehman Trilogy es en sí mismo un triunfo. Por el trabajo documental, escénico e interpretativo. Por el ejercicio de memoria en una disciplina tan olvidadiza como la historia financiera, que desatiende en cada farsa los viejos preceptos de su tragedia primigenia. Pero algo chirría de principio a fin, y uno acaba comprendiendo que la farsa de 2008 tuvo trágicos protagonistas que hoy no pueden ir al teatro para reír, llorar o desquitarse con Lehman Trilogy. La sensación es ésa: que hemos visto y aplaudido una amable versión de la crisis para supervivientes de clase media: los que, diez años después, podemos ver en escena la farsa de la farsa que entonces vimos en los medios. Lehman Trilogy es una función instructiva y vibrante, que vale la entrada y sus tres horas largas. Pero una función incómodamente amable, autocomplaciente a veces en su parodia, instalada en el bucle de sus carcajadas. Y uno se pregunta, al salir, si no habremos dejado de oír peligrosamente el eco trágico de los tulipanes.

LEHMAN TRILOGY
Duración ≈3h25 (2 entreactos) Género Documedia musical Idioma Español
Teatro Lliure de Montjuïc Fechas 07–24/03/2019 Precios 15–26€ Foto © Lucas Caraba

Texto Stefano Massini
Adaptación y dirección Sergio Peris-Mencheta
Adjunta de dirección Xènia Reguant
Dirección musical Litus Ruiz
Escenografía Curt Allen Wilmer (aapee), estudioDedos
Adjunta de escenografía Eva Ramón
Vestuario Elda Noriega (aapee)
Adjunta de vestuario Berta Navas
Iluminación Juan Gómez-Cornejo (aai)
Vídeo y sonido Joe Alonso
Música original Litus Ruiz, Xènia Reguant, Ferran González, Marta Solaz
Jefe técnico Braulio Blanca
Asesoramiento de canto y baile Óscar Martínez, Xènia Reguant
Producción Nuria-Cruz Moreno, Sergio Peris-Mencheta, Barco Pirata
Ayudanta de producción Blanca Serrano Meana
Auxiliar de producción Irene García
Distribución Fran Ávila

Elenco
AITOR BELTRÁN / ÓSCAR MARTÍNEZ
FERRAN GONZÁLEZ
PEPE LORENTE / IGNACIO RENGEL
DARÍO PASO
LEO RIVERA
LITUS RUIZ / DAVID P. BAYONA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s