La seriedad de las bromas

Somni d’una nit d’estiu
WILLIAM SHAKESPEARE
★★☆☆☆

No hay comentarios

Es verdad que las comedias de Shakespeare son inferiores a sus tragedias, que el período isabelino fue más productivo pero menos brillante que el jacobino. Pero también es cierto que el Shakespeare cómico es escénica y políticamente más libre, y que una libertad es inseparable de la otra, y que juntas componen un enjundioso signo de su tiempo, con extravagantes alusiones y mandobles al puritanismo Tudor. Es lo que ocurre en El sueño de una noche de verano, donde el tópico barroco de que la vida es sueño no sirve para sesudos parlamentos metafísicos, sino para desmitificar los amores aristocráticos y para burlarse de la institución del matrimonio. También para reivindicar las libertades individuales, especialmente las femeninas, y para zafarlas de las abusivas patrias potestades del derecho antiguo, impropias de un Estado moderno como el de Isabel I. Sólo en una comedia se puede plantear todo esto. Sólo un sueño jocoso puede atreverse a fantasear con una realidad paralela, y confundirla por una noche con la realidad de siempre, sugiriendo un vertiginoso trueque, para luego excusarse ante el puritano respetable en que todo fue chanza. Pero lo que queda es una broma muy seria: la posibilidad de que el sueño sea vida, de que la realidad emule por una vez a la escena.

La compañía Els Pirates repite esta temporada su exitosa versión del Somni… del año pasado. Una versión abreviada y feminizada, donde la alta comedia isabelina se vuelve farsa y donde Romeo y Julieta sustituyen a Píramo y Tisbe. Y esto último es el gran hallazgo de la función. No sólo por la hilarante versión travestida y rapeada de la célebre escena del balcón (digna de bis), sino porque Adrià Aubert y Ariadna Pastor obligan a Shakespeare a parodiarse a sí mismo, a extraer todo el potencial cómico de su muy lamentable tragedia de los amantes de Verona, que se vuelve tragicomedia y funciona como reflejo invertido del Somni…, delatando el irónico vínculo entre suerte amorosa y género teatral. Sólo por este ingenioso teatro dentro del teatro, que es un Shakespeare dentro de Shakespeare, vale la pena pagar la entrada.

La feminización de los personajes, en cambio, no acaba de funcionar. Aquí Lisandro es Lisandra, y su amor lésbico con Hermia da una primera impresión de saludable normalidad. Pero pronto revela sus limitaciones, porque Hermia y Lisandra no dicen nada distinto que los heterosexuales Helena y Demetrio, Hipólita y Teseo, Titania y Oberón: que la mujer se pliega a los caprichos del hombre en una sociedad que, lamentablemente, no entiende otra cosa. Y el hombre es el marido, pero también es el padre. Por eso tampoco se entiende que Egeo sea Egea: porque los abusos del pater familas cuadran mal a una mujer. El tono de farsa, por su parte, ameniza a ratos la función, pero agota pronto su repertorio de chascarrillos, y uno acaba echando de menos el discreto encanto de la alta comedia isabelina. Y al final se impone la sensación de que, con Shakespeare, es siempre un doble o nada: o se dejan las cosas como están o se reescribe todo de arriba abajo, pero los retoques de humor y personajes nos dejan en un extraño camino de en medio, tirando la piedra y escondiendo la mano. Y hay valiosas ideas propias en esta adaptación, un elenco más que correcto y polifacéticos talentos musicales, como Laura Aubert. Pero Shakespeare es un arma de doble filo, y Els Pirates han exagerado su cara más bufa con licencias escénicas que emborronan las audacias políticas, y al final nos hemos reído como siempre, pero ha costado más entender la recóndita seriedad de esta gran broma shakespeareana.

SOMNI D’UNA NIT D’ESTIU
Duración
≈1h40 Género Alta comedia Teatro Escenari Joan Brossa
Fechas 03–28/10/2018 Idioma Catalán Precios 7–30€ Foto © Teatro Barcelona

Texto William Shakespeare
Traducción Salvador Oliva
Dirección e iluminación Adrià Aubert
Adaptación Adrià Aubert, Ariadna Pastor
Música Llorenç González, Guillem Roma
Escenografía Enric Romaní
Vestuario Maria Albadalejo
Confección Goretti Puente, Maria Albadalejo
Postizos David Chapanoff
Ayudantes de dirección Bernat Cot, Ariet Lea Jelinek
Movimiento Robert González, Anna Romaní
Arreglos musicales Ariadna Cabiró
Tráiler Ricard Farré, Jordi Ferré
Making of Joan Cid
Producción Marina Marcos
Prensa Els Pirates Teatre, Ester Cánovas

Reparto
Egeo, Puck, Ensamble – LAURA AUBERT
Demetrio, Nick Bottom, Romeo – BERNAT COT
Lisandra, hada, Soplete, balcón – ARIADNA PASTOR
Helena, hada, Peter Quince, ama de Julieta / pantera – LAURA PAU
Hipólita, Titania – LLUNA PINDADO
Hermia, hada, claro de luna – ANDREA PORTELLA
Teseo, Oberón, Julieta – ÀLVAR TRIAY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s